Tarragona Innova
Atención ► Este sitio web se encuentra temporalmente inactivo. ¿Está interesado en ofrecer soporte al proyecto? Más información.
LA ENTREVISTA
Patrocina esta sección

“Existen personas que con menos pueden hacer más”

Tiene 38 años. Vive en Salou con su esposa y sus tres hijos. Fundador de ‘’Associació Cultural Senegalesa de Salou per a la Integració’’. Es musulmán, distingue lo bueno de lo malo. Dice que el mal lo atrae el hombre

  • 9 estudiantes se reinventan para ser Técnico en Consumo
  • Tarragona geolocaliza toda su oferta turística, comercial y cultural
  • Blogtrip en Tarragona: nuevas experiencias de turismo 2.0
  • Ser Community Manager en Tarragona
  • Spain Startup Map, el mapa del ecosistema emprendedor de España
  • La empresa tarraconense iMicroQ gana el Premio Emprendedor XXI
  • Emprender desde la escuela

Imagen de Demba Couta

¿Quién eres…? Soy Demba Couta. Vengo de un pueblo pequeño de Senegal, Diawre, un pueblo rural de la región de Diourbel. Es un pueblo de ocho casas rodeado de pequeñas aldeas, donde la mayoría somos familia. Soy una persona con fe, me gusta ayudar a las personas necesitadas con lo que pueda ofrecer. Soy practicante de la religión musulmana, pero se convivir con otras creencias religiosas.

¿Por qué estás aquí? Vine de joven, a la edad de los 14 años, reagrupado por mi padre. Tenía la ilusión de conocer otros países, pero entonces tenía una mentalidad de niño. Aquí crecí, en Salou, donde me he criado desde que vine.

¿Es esto tal como lo creíste antes de venir? Entonces tampoco sabía exactamente con lo que me encontraría, pero sabía que era totalmente diferente a mi pueblo. Si comparamos un pueblo formado por casas de paja con los de España, es evidente que la diferencia es que este país está más desarrollado que Senegal.

¿Y las personas? Las personas de aquí son diferentes, son blancas. Pero sí, somos de costumbres diferentes. Hay personas que con pocos recursos hacen más cosas. Quizás uno no tiene las mismas posibilidades que otro, pero existen personas que con menos pueden hacer más.

¿Dónde están estas personas? En Senegal las hay. Cuando voy todos los años las veo, veo personas que no tienen apenas nada, pero tienen una sonrisa.

¿No sucede aquí lo mismo? También. No es exactamente cuestión de si eres de aquí o de allí, sino de la persona. Pero si comparamos posibilidades, Senegal tiene menos.

¿Qué es para ti el desarrollo? Tener casa, coche, luz, agua, acceso a Internet y a los medios de comunicación, tener trabajo… Bueno, si no tienes trabajo es que no tienes lo otro.

¿Y la crisis? La crisis se nota, pero yo el trabajo que tengo lo heredé de mi padre. A mucha gente de aquí no le gusta trabajar en los mercados, así que mi padre aprovechó la oportunidad. Aunque es cierto que antes había menos impuestos; ahora se paga mucho…

¿Quién era tu padre? Mi padre llegó en el 81. Un emprendedor…

¿Y tú también eres un emprendedor? Sí, pero yo quiero volver a Senegal, empieza a haber desarrollo en sectores como la agricultura o la pesca.

¿Qué hace un senegalés haciendo de Rey Mago? ¿A qué te refieres? No comprendo la pregunta.

Tú lo sabes. Yo lo sé porque me he informado. ¿Y bien? Lo sigo haciendo para ayudar a la gente necesitada. Empecé hace ocho o nueve años enviando dinero a Senegal para comprar toneladas de arroz y repartirlo por las casas, pero nadie sabe quien lo hace. La religión musulmana dice: si das esta mano, que la otra mano no lo sepa. Si estás ayudando a alguien no se tiene que enterar nadie. Lo que haces se queda contigo, por eso me preocupa que en Senegal se sepa…

Esperemos que no. ¿Es esta tu iniciativa? De esta iniciativa nació ACSSI, la asociación que organizo en la actualidad junto a otras cuatro personas. Cogí la idea.

¿Cuándo sucedió? Entre el 2005 y 2006. Cuando empezamos, en el año 2003, éramos un grupo de chicos recaudando pequeñas cantidades de dinero para enviarlo a Senegal, para comprar sacos de arroz. Decidimos apoyar una tradición -ndaie- en las áreas rurales de las regiones de Saloume y Diourbel, en la que durante el primer trimestre del año se reúnen los habitantes de los pueblos para celebrar una fiesta y distribuir alimentos entre las personas con menos recursos.

Con el tiempo se fue añadiendo gente, y en el año 2005 ya eramos cerca de 50 personas las que hacíamos cada año este donativo. Este es el motivo por el que decidimos pasar de ser un grupo informal de amigos a ser una asociación mejor coordinada. Con la llegada, durante el 2006 y 2007, de muchos de nuestros compatriotas a Salou, pensamos de ofrecerles soporte para su integración social.

¿Cuál es vuestra misión? Trabajar con los senegaleses de aquí, para la integración, pero también ayudar a las personas necesitadas de Senegal. Nuestra intención siempre ha sido trabajar para mejorar la convivencia y la ampliación de oportunidades de las personas de origen senegalés en Catalunya y en el Senegal, sin perder el espíritu que nos motivó a iniciar esta iniciativa. Ahora empezamos a recoger frutos de nuestro trabajo.

¿Ayudarías de la misma forma a un español? Lo he hecho. En una ocasión le di 120 Euros a un autoestopista que había perdido la cartera y su mochila. Le acompañé hasta la estación para que continuara su viaje. Ayudo en lo que puedo ayudar.

¿Cuáles son vuestros objetivos? Somos una asociación con el deseo y miras de convertirnos en una ONG. En la actualidad, solucionamos problemas relacionados con enfermedades y ofrecemos servicios de información y traducción, gestión del papeleo por la parte jurídica,  inserción laboral, acceso a la vivienda, etc. También promovemos diferentes iniciativas solidarias entre Catalunya y las regiones de Saloume y Diourbel.

Más allá de la ayuda que nos podáis ofrecer en lo referente a la integración sociocultural y en el ámbito sanitario, educativo o económico, nuestra visión también es consolidar nuestros vínculos de cooperación entre municipios del Camp de Tarragona y estas regiones. Deseamos promover un acercamiento y conocimiento recíproco de los dos pueblos.

En la actualidad, tenemos un convenio de colaboración con Cooperació Activa y algunos proyectos para poner en marcha en Senegal, pero no tenemos capital para iniciarlos.

¿De qué proyectos se trata? Mejorar las posibilidades alimentarias de las poblaciones de nuestras regiones y las condiciones y los equipamientos de sus centros educativos y sanitarios. 

Por ejemplo, queremos dar luz a un colegio del pueblo Diawre. Estamos interesados en las energías renovables porque nuestro país tiene muchas carencias, por el tipo de terreno, pero en nuestro caso la necesidad se debe juntar con la tecnología. Al ser un desierto se necesitan infraestructuras para sacar energía renovable, como las placas solares y los acumuladores. Es más caro y lento hacerlo a la antigua. No nos interesa el combustible fósil, por lo costoso y contaminante que es.

En Senegal necesitamos agua, puesto que donde hay agua no hay hambre. Sin embargo, lo que necesitamos de verdad no es que nos acerquen botellas de agua, sino ayuda para crear nuestros propios pozos. Creemos que hacerlo así sería más económico y eficaz.

¿Con qué ayudas contáis? Realizamos jornadas culturales en espacios concedidos por el Ajuntament de Salou, lo que también nos ayuda a darnos a conocer. Además, contamos con el soporte de la Generalitat de Catalunya y con el de nuestros 160 socios que, con una cuota reducida, nos han ayudado en nuestros pequeños logros. El hospital Juan XXIII de Tarragona nos hizo una donación de material sanitario y un comerciante de zapatos de Reus, Joan Ramón, nos regaló unos 400 pares de zapatos para repartirlos por diferentes aldeas rurales de Diawre y Mbouligne.

¿Qué es aquello que no estarías dispuesto a hacer jamás? No me dejaría manipular por otras organizaciones como lo pueden hacer los partidos políticos.

¿Qué puede hacer África para una España en crisis? Puede facilitar a las medianas y pequeñas empresas de aquí a abrir mercado. Pueden colaborar con nuestra asociación para que nos asesoren y ayuden a crear las infraestructuras que necesitamos. A la vez nosotros podemos ayudarles a ellos. Si nos ayudáis a levantarnos, os nutriréis de ello. Es la inmigración al revés.

¿Eres catalán? No, porque no nací aquí. No obstante, se puede considerar que soy más catalán que senegalés porque llevo más de media vida viviendo aquí. Lo que sucede es que aquí cada vez me siento más inmigrante. Es duro que te lo recuerden a menudo.

Dicen que la crisis ha reavivado en muchas personas este rechazo al inmigrante… Sí, porque mucha gente cree que les hemos quitado el trabajo, pero no es exactamente así. El trabajo que hacemos no lo querían muchos españoles, hasta la llegada de la crisis.

¿Qué es aquello que más te ha afectado en tu vida? Encontrar una mujer a punto de parir, en el camino.

Teléfono de contacto: (00 34) 632 858 803
* Próximamente dispondrán de website

Bookmark and Share

Archivado en: , ,

Contenido relacionado

¿Deseas que tu anuncio aparezca aquí? Más información

comments powered by Disqus
© Prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, sin la autorización previa de Tarragona Innova
» Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. De este modo, podemos mejorar nuestros servicios, recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra política de cookies.

CERRAR