Tarragona Innova
Atención ► Este sitio web se encuentra temporalmente inactivo. ¿Está interesado en ofrecer soporte al proyecto? Más información.

Ha llegado la hora de desaprender lo aprendido

El trabajo en conjunto debe ser nuestra filosofía de vida

Autor del artículo
Director del diario digital Tarragona Innova... más
  • “No queremos dejar a nadie sin la posibilidad de aprender”
  • “Existen personas que con menos pueden hacer más”
  • 9 estudiantes se reinventan para ser Técnico en Consumo
  • Tarragona geolocaliza toda su oferta turística, comercial y cultural
  • Blogtrip en Tarragona: nuevas experiencias de turismo 2.0
  • Ser Community Manager en Tarragona
  • Entrevista con Jeffrey Pelaez, Personal Shopper en Tarragona
  • Spain Startup Map, el mapa del ecosistema emprendedor de España
  • La empresa tarraconense iMicroQ gana el Premio Emprendedor XXI
  • Emprender desde la escuela

Gráfico del desempleo en España

Que España está en crisis es una realidad que no podemos obviar, pero mejor que hacer referencia al término crisis para describir la situación actual del país es hablar de un cambio. Pese a las oportunidades que surjan en épocas de transición, los emprendedores se enfrentan a una dura realidad que en absoluto se parece a la mitología que esta nueva burbuja del emprendimiento comienza a desplegar.

El emprendedor tiene cerrado el grifo de acceso a la financiación bancaria y unas ayudas públicas con las que no puede contar como base para emprender un negocio. El que emprende debe afrontar el pago de unos impuestos y cuotas de ilógica aplicación si deseamos avanzar mediante la apertura de nuevos negocios.

La apuesta por los emprendedores y el I+D+I debe acompañarse de un despliegue de medidas reales y ser una apuesta coherente con la realidad que vivimos, sino fomentaremos el espíritu emprendedor de muchos jóvenes para luego no cubrir sus necesidades cuando deciden poner en marcha proyectos empresariales.

Si de verdad queremos levantar este país deberemos buscar otra solución, y nuestra creatividad deberá pasar por un proceso en busca de alternativas que supongan un afrontamiento realista de la situación y un nuevo paradigma. Debemos reinventarnos, pero no hacerlo a la española, pues parece que estamos  acostumbrados a ir de burbuja en burbuja.

Con una Catalunya a un paso de su autodeterminación, tras unas elecciones que determinan un ecosistema más coherente, plural y realista, y una España que no hace más que recortar y subir impuestos, el resto del país debería comenzar a plantearse una opción B. En lugar de aplicar marketing político basado en la crítica de la oposición y medidas de austeridad sin alternativas palpables que las acompañen; el lamento no será el mejor aliado para los posibles cambios venideros.

Si de verdad se quiere ayudar al emprendedor el primer paso es escucharlo y adoptar medidas para implementar la comunicación bidireccional con este sector. No basta que en los periódicos aparezcan publireportajes de la administración pública en los que se adornan las míseras cantidades destinadas a ello o se ofrezcan ayudas para las ideas de negocio más exclusivas. No basta con poner la bonita foto del que hay detrás de estos benditos programas cuando en realidad persigue un punto de protagonismo y un voto de confianza basado en la hipocresía.

Y el pueblo tampoco deja de tener su parte de responsabilidad. Cuando estamos esperando ansiosos a que renazca la cultura del ladrillo y volver a la misma esfera de derroche, materialismo y especulación, cuando hemos alcanzado un nivel de reivindicación absoluto que en ocasiones roza la sin razón y supone una vía de desfogue para nuestra ira interior, deberíamos pensar en otra manera de afrontar lo que ya es.

Mientras nuestros líderes tengan aspecto de humano con un interior cargado de ego no haremos más que dar vueltas en círculo. Necesitamos nuevos líderes del cambio, personas con mentalidades abiertas, dispuestas a solucionar de verdad los problemas y con el sentido común y la honradez que deberían tener tales personalidades.

La cooperación y el aprovechamiento de sinergias debe ser nuestra filosofía de vida, y no sirven las campañas publicitarias con objetivos de ”maquear” lo que no es y manipular a un pueblo que aún no ha madurado este cambio. Vivir de imagen sin fundamento y trabajo real es un camino de cortoplacismo que conlleva la creación de un entorno de irracionalidad absoluta.

Nuestra crisis es más una crisis de valores, de pensamiento e ilusión que otra cosa. Una crisis de la que se puede salir no haciendo lo mismo de siempre.

”En los momentos de crisis sólo la imaginación es más importante que el conocimiento”. Albert Einstein

Bookmark and Share

Archivado en: , ,

Contenido relacionado

¿Deseas que tu anuncio aparezca aquí? Más información

comments powered by Disqus
© Prohibida la reproducción total o parcial, por cualquier medio o procedimiento, sin la autorización previa de Tarragona Innova
» Publicidad

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. De este modo, podemos mejorar nuestros servicios, recopilar información estadística sobre su navegación y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso y nuestra política de cookies.

CERRAR